top of page

NFL : Los Jaguars en manos de Trevor Lawrence

La primera temporada de Trevor Lawrence en la NFL ha sido dolorosa; a penas tres victorias y un patético balance de 12 TDs - 17 intercepciones.

Hay que reconocer que la destitución del entrenador en plena temporada y la calidad intrínseca de la plantilla no ayudaron mucho al pick número 1 del Draft 2021 en su adaptación.


Hay que recordar que el QB fue número uno en high-school y numero uno en la universidad; Jacksonville tiene claro que representa el futuro de la franquicia.

Tiene un margen de progresión importante y la esperanza de que estando mejor rodeado la cosa irá mejor.


Después de un año complicado, los Jaguars llegaban a la off-season con necesidades en prácticamente todos los sectores del juego. El General Manager, Trent Baalke, tenia que tomar decisiones importantes respecto a algunos jugadores además de elegir un nuevo entrenador y construir un nuevo coaching staff.


En este sentido, el GM ha elegido reforzar el equipo ofensivo en la Agencia libre y construir la defensa a partir del Draft.

De cara a esta temporada, la gran duda que tiene cualquier aficionado de los Jaguars es :

¿Va a dar el salto Trevor Lawrence en su segundo año?

La respuesta a esa pregunta depende básicamente de dos factores:

- La llegada de Doug Pederson y por tanto, la relación que va a tener el QB con su nuevo entrenador.

- Los refuerzos aportados por el GM tanto en la línea ofensiva como en el cuerpo de receptores.



Un gran fichaje y una gran extensión para la OL

La OL no es (sola) culpable de las malas decisiones de Lawrence pero había que obrar bastante esta primavera ya que tres titulares finalizaban contrato. Los dos OG, Andrew Norwell y AJ Cann eran sin duda los casos más problemáticos.


El primero fue un fichaje caro en 2018 quien nunca ha estado a la altura de su contrato; con un rendimiento en la media sin más, ha sido culpable de muchas penalizaciones y ha cometido graves faltas de inatención.


El segundo tuvo un año 2020 más o menos decente, bueno, sin ser excelente. Ha jugado solo cuatro partidos antes de lesionarse en octubre y se ha perdido el resto de la temporada.


Trent Blaake no se lo ha pensado mucho, Norwell fue traspasado a Washington y Cann liberado en la agencia libre en las primeras horas de esta última.


A partir de ahí, el GM ha trabajado en la renovación de Cam Robinson (OT) a quien puso el Franchise-Tag en un principio antes de firmar un generoso contrato de tres año a 18M/año.

Con un solo Sack concedido por el hombre de línea en sus 14 partidos disputados por el OL, Jacksonville muestra claramente su intención de proteger a Lawrence a toda costa.


En esta misma línea, los Jags consiguen uno de los mejores fichajes de esta inter-season, el de Brandon Scherff (OG). El cinco veces Pro-Bowler y All Pro 1st Team 2020 representa un upgrade notable.

La idea de invertir en la salud de Trevor Lawrence es clara.


Teniendo en cuenta la progresión de Ben Bartch (LG) quien ha demostrado poder ser un titular en la NFL, Se puede considerar que la OL ha mejorado y la protección de Trevor Lawrence está asegurada, o casi...


Obviamente, la OL de los Jags no se ha convertido en la mejor de la liga en cuestión de dos-tres meses. Quedan ciertas lagunas más o menos importantes y alguna que otra duda por resolver.


Quizás el probable punto débil de esta línea de protección sea Jawaan Jabba; el Guard derecho tuvo muchas dificultades y mostró poca fiabilidad la temporada anterior. Además, con la llegada de Brandon Scherff, seguramente tenga que jugar en la posición de Tackle (RT). Es verdad que es el lado "menos importante" de la OL, pero si el jugador no mejora su rendimiento, Lawrence tendrá que hacer malabares para salir de la presión.


Para el centro de la línea, los Jaguars han optado por un rookie de Kentucky, Luke Fortner. Versátil, puede jugar en las tres posiciones del sector interior, y es un jugador NFL-ready según los Scouters. Sin duda, el Pick Nº65 del Draft va a aportar fuerza y potencia inmediatamente, pero hay que reconocer que el papel de Center es muy particular, y quizás la falta de experiencia se haga notar a lo largo de los partidos.


Para cerrar este apartado, cabe añadir un detalle de peso; la falta de profundidad. La temporada, por muy corta que nos aparezca como fans, es muy larga y las lesiones (desgraciadamente) forman parte del juego. La segunda unidad parece estar bastante menos preparada para hacer frente a las DLs rivales.

Tyler Shatley es el nombre más destacado del banquillo, con lo cual, todo está dicho.



Apuestas y más apuestas por los receptores

La marcha de DJ Chark (Free Agent) y el talento limitado del cuerpo de receptores obligaba a Trent Blaake a hacer grandes movimientos. Con jugadores como Davante Adams o Juju Smith-Schuster disponibles, y un espacio salarial amplio, los Jaguars (en teoría) estaban bien posicionados en el mercado. Pero, igual que los Sacramento Kings en NBA o los Arizona Coyotes en NHL, hay franquicias que no pueden evitar liarla... lo tienen en su ADN. 🤦‍♂️


El fichaje polémico es el de Christian Kirk. A sus 25años, el explosivo receptor viene de hacer su mejor temporada con Arizona registrando 77 recepciones y 982 Yardas. Será un diana magnifica para Trevor Lawrence no cabe duda. ¿El problema? su salario; con 18M/año cobra más que receptores elite como Keenan Allen (Chargers) o Michael Thomas (Saints).


La llegada que ha pasado un poco desapercibida es la de Zay Jones proveniente de Las Vegas. Experimentado y fiable, va a encajar perfectamente en las rotaciones. No necesita mucho protagonismo y puede aportar cierta estabilidad al grupo.


Aunque no es un receptor propiamente dicho, el TE Evan Engram es un fichaje de lujo para Trevo Lawrence. Fiable con sus manos, el ex Giant siempre ha superado las 400 Yardas de recepción en cada una de sus cinco temporadas en New York.


En verdad, ¡ya está! se esperaba algo más pero la Free Agency se resume a la adición inteligente de Engram y sobrepagar a Kirk..

Continúan la aventura Marvin Jones autor de una excelente temporada, Laquon Treadwell y Jamal Agnew.


¿Ha mejorado el cuerpo de receptores? Si. ¿Cuanto? Dependerá del rendimiento de Kirk sobre todo; si el jugador mejora sus registros de la temporada anterior, supera las 1000 Yardas y confirma su nuevo estatus de "receptor estrella", la apuesta habrá sido ganadora. Si no es así, ese contrato va a pesar mucho en las finanzas de la franquicia durante un tiempo.


Falta por nombrar a Laviska Shenault, el WR elegido en la segunda ronda del draft 2020 tiene que tener más impacto en el juego. Eso pasa por convertirse en una diana más fiable y no dejar caer los bolones atrapables. Personalmente, me parece el verdadero Factor X en el ataque de los Jaguars esta temporada.

Con su físico y su capacidad a ganar yardas after catch, tiene que jugar un papel importante en el equipo incluso en salida desde el back-field siguiendo los pasos de Cordarelle Paterson (en Atlanta) y/o Deebo Samuel (en San Francisco).




Liderazgo a falta de otra cosa en el puesto de Coach

Con tres playoffs alcanzados en cinco campañas con Philadephia y un título de campeón de la Superbowl, Doug Pederson ha sido nombrado nuevo entrenador de los Jacksonville Jaguars poco antes del inicio de la Free Agency.


Sí bien hay que reconocer que ha demostrado ser un líder de vestuario increíblemente eficaz, Doug tiene la reputación de no ser un gran técnico. En la NFL actual, ante genios como Sean McVay o Kyle Shanahan, o incluso comparado con el viejo Andy Reid, verdadero mago tácticamente hablando; el nuevo entrenador de la franquicia floridense no puede hacer frente. Dicho lo cual, la elección del coaching staff es fundamental.


Press Taylor, el nuevo coordinador ofensivo y también ex-Eagle va a tener la gran responsabilidad de desarrollar el playbook junto con Jim Bob Cooter, el encargado del juego de pase. Estos dos integrantes del Staff de Pederson van a ser los culpables, para bien o para mal, del desarrollo de Trevor Lawrence.


La relación que vaya a tener el QB con su nuevo entrenador es clave en hacer que el proyecto pueda avanzar. Siendo el último un coach que delega mucho y confía en sus asistentes, su labor esta pretemporada será de construir una base de igual confianza en Lawrence. Al mismo tiempo, durante el training camp, Pederson y sus hombres tendrán que ganarse a su vez la confianza del QB.


Esto que puede parecer palabrería barata, es muy importante a la hora de construir los éxitos de cualquier equipo en todas las disciplinas. La relación entrenador-estrella es el pilar de todos los proyectos ganadores : Brady-Belichik (Patriots), Curry-Kerr (Warriors), Kucherov-Cooper (Lightning), …


El pasado reciente de Doug Pederson y mala relación con Carson Wentz en Philadelphia es algo que el entrenador tiene que intentar borrar de la memoria colectiva y no se puede permitir tener de nuevo cualquier tipo de problema con su QB. Por el bien de su propia carrera, el de Lawrence y el de la franquicia que ha apostado por él.




Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page