top of page

NFL Finals : Chiefs vs Bills

(14-2) Kansas City Chiefs x Buffalo Bills (13-3)


+ Passing + ¿+? Rushing + - OL + + DL + ¿-? DB +


29.6 Points Per Game 31.3 22.5 Points Allowed per Game 23.1 (1st) 303.4 Passing Yards 288.8 (3rd) (14th) 236.2 Passing Yards Allowed 232.9 (13th) (16th) 112.4 Rushing Yards 107.7 (20th) (21th) 122.1 Rushing Yards Allowed 119.6 (14th) R P TD P R 13-14 40-29 40-23 16-21


(16-22) +6 Turnovers +4 (22-26) Def. Vs QB 13th => 246.2 PY 11th => 244.6 12th => 21.7 CP 18th => 23.0 Def. Vs RB 23th => 101.1 RY 19th => 96.4 Def. Vs WR 2nd => 135.2 PY 3rd => 143.2 1st => 10.7 R 6th => 11.9 Def. Vs TE 28th => 59.6 PY 31th => 62.1 25th => 5.2 R 31th => 5.7



Kansas City Chiefs


Hablar de Kansas es a la vez complicado y muy sencillo; los Chiefs tienen maravillados a todos los amantes de este deporte desde hace 3 años, es decir, desde que han nombrado a Patrick Mahomes Quarterback número uno. El 15 es (ahora mismo) el mejor jugador de toda la NFL.


Después de una primera temporada en la que fue MVP con 50 Touchdowns anotados, una segunda en el que fue MVP de la Superbowl, Mahomes acaba de firmar una temporada a 4740 Yds – 38 TDs – 6 int y una ratio de 66.3% de pases completados. Talento puro, un brazo cañón, una precisión quirúrgica, una movilidad impresionante, y un liderazgo obvio… El juego del QB de Kansas no admite críticas, no tiene fallos (sinceramente). Hablar de Mahomes es como hablar de Messi/Cristiano Ronaldo, Kobe Bryant o Djokovic, … un genio transgeneracional y punto. => En 3 años de carrera ha llevado a Kansas a 3 finales de conferencia.


Hablar del ataque de los Chiefs, además del QB, también es hablar del mejor Tigh-End de la liga; Travis Kelce ha registrado una temporada histórica con 1416 Yds – 11 TDs – 105 Rec. El segundo jugador con más yardas en recepción después de Stefon Diggs y por delante de Devante Adams, es decir, es el segundo en la clasificación de receptores.


Un QB maravilloso y un TE extraordinario… ¿algo más? Pues sí; el Receptor más rápido de la NFL: Tyreek “Cheetah” Hill (1276 Yds – 15 TDs – 87 Rec) lidera un grupo de receptores productivo formado por Sammy Watkins (421 Yds – 2 TDs – 37 Rec), Mecole Hardman (560 Yds – 4 TDs – 47 Rec) y Demarcus Robinson (466 Yds – 3 TDs – 41 Rec). Cualquier equipo firmaría tener a cualquiera de los tres en su plantilla.


Quizás el punto débil de los de Kansas City en ataque sea su línea Ofensiva, y no es precisamente por algo en el juego, sino por la falta de jugadores; la O-line ha sido victima de innumerables bajas a lo largo de la temporada. A parte de Laurent Duvernay-Trdiff y Lucas Niang que decidieron no participar este año debido a la pandemia, Keleche Osemele ha tenido que poner fin a su temporada de forma prematura tras una fractura en la rodilla en la quinta jornada, y Mike Remmers se ha perdido varios partidos por una lesión en el muslo. Mitchell Schwartz a su vez ha tenido que retirarse por problemas en la espalda que han ido agravándose.

Dicho esto, con la vuelta de Austin Reiter quien se había perdido nueve partidos, y la de Remmers, además de la promoción del joven Nick Allegretti, Kansas ha podido formar una línea ofensivo sólida liderada por el infaible Left Tackle Eric Fisher. => Entre Duvernay, Osemele y Schwartz Out, Reiter y Remmers ausentes gran parte del año, la O-line nunca ha estado al completo. Lo que demuestra la fuerza de Kansas que sin su Línea ha conseguido dominar la conferencia.


El juego terrestre, a pesar de la baja de Damian Williams, ha rendido a un buen nivel gracias a la incorporación del rookie Clyde Edwards-Helair quien registra 801 Yardas en 13 partidos. El fichaje de Le’Veon Bell no ha aportado los resultados esperados, pero quien sabe, puede hacer un gran partido en la final (o en la Superbowl) y habrá valido la pena.


Analizar la defensa de Kansas es complicado; permite muchas yardas, recula mucho, pero encaja pocos puntos. ¿Cómo se explica? Pues resulta que la fuerza de esta defensa son sus playmakers: - sin tener una línea defensiva ultra dominante, Kansas cuenta con el duo Frank ClarkeChris Jones quienes son jugadores versátiles, capaces de presionar, placar, frenar la carrera e incluso defender contra el pase. - la pareja de Safetys formada por Daniel Sorensen y sobre todo Tyrann Mathieu, uno de los héroes de la superbowl 2020, suma 10 intercepciones. Los dos jugadores experimentados tienen el don de anticiparse a los rivales y la capacidad de hacer “siempre” la gran jugada (placaje y/o intercepción) en los momentos importantes.


La línea de linebackers con Anthony Hitchens como principal protagonista, y la pareja de Cornerbacks Charvarius Ward – Bashaud Breeman, son más irregulares, pero la aportación del coordinador defensivo Steve Spagnuolo hace que en cualquier momento son capaces de elevar su nivel de juego y provocar errores de los rivales.


La defensa de los Kansas City Chiefs, para que todos se hagan una idea, es el ejemplo de una barra de metal que se dobla, pero no se rompe. Puede encajar jugadas, perder terreno, permitir recepciones, pero a la hora de la verdad, en momentos importantes, consigue recuperar el balón o provocar un error. Por eso mismo es difícil de analizar, su fuerza reside en la genialidad de sus individualidades, cosa poco común en las defensas (de cualquier deporte) ya que suele ser más bien un tema colectivo.



Buffalo Bills


La temporada ha sido marcada por la progresión espectacular de Josh Allen (4544 Yds – 37 TDs – 10 Int). El QB es uno de los candidatos serios para el trofeo de MVP y es sin duda uno de los mejores del año en su posición junto con el fenómeno Patrick Mahomes (Kansas) y el incansable Aaron Rodgers (Green Bay). Además de la precisión y la sangre fría que ha demostrado, Allen tiene la capacidad de aportar soluciones en carrera (421 Yds => 26.31 Yds/game), de hecho, se ha convertido en un auténtico peligro en redzone anotando hasta 8 TDs.

La gran mejora del equipo ofensivo a nivel aéreo se debe también a su trio de receptores: - Stefon Diggs (1535 Yds – 8 TDs – 127 Rec) ha dejado atrás los cinco años en Minnesota y empieza el capitulo Buffalo firmando su mejor temporada en carrera. Se ha impuesto como el receptor numero uno y se ha ganado la confianza tanto de su QB como la del staff. - Cole Beasley (967 Yds – 4 TDs – 82 Rec), aunque generalmente está alineado como tercer receptor, el ex Cowboy ha registrado (también) su mejor año con un excelente porcentaje de 76.6% de catches y sus números superan los de su compañero John Brown. Es uno de los jugadores más fiables en Slot (distancias cortas) gracias a su velocidad. - John Brown (458 Yds – 3 TDs – 3Rec) se ha perdido varios partidos por lesión, lo que explica unos registros bastante “malos” para ser la segunda opción de un equipo con 11 victoria. Pero su perfil encaja perfectamente en el ataque de los Bills, más que nada porque de los tres receptores, es el que aporta cierta capacidad a ganar terreno tras recepción gracias a su fortaleza física.

En la carrera, el ataque de Buffalo sigue teniendo problemas; la pareja Zack Moss – Devin Singletary no termina de imponerse ante los rivales y se sitúa en la mitad baja de la tabla de clasificación de ataques terrestres (20). A pesar de ser un buen dúo de running-backs, parece que sea el punto débil de la Offense de los Bills.


En las trincheras, el equipo cuenta con dos líneas muy sólidas/temibles; En la O-Line, a pesar de las bajas importantes de Cody Ford , Mitch Morse y Jon Feliciano, quienes se han perdido varios encuentros por lesión, gente como Ike Boettger y Brian Winters han dado un paso hacia delante y han hecho los deberes. El coordinador ofensivo Brian Daboll puede estar orgulloso del trabajo de sus pupilos que han progresado mucho desde los primeros partidos y cumplen cada vez más/mejor con su misión de proteger a Josh Allen.

La D-Line, sin ser especialmente buena en cuanto a pass-rush, con Jerry Hughes (DE) y Ed Oliver (DT) al mando, facilita el trabajo de los Linebackers y permite a los Tremaine Edmunds, AJ Klein y compañía tener más protagonismo. El front-seven de los Bills es uno de los más envidiables de la NFL.


Detrás, el Safety Jordan Poyer y la pareja de Cornerbacks Taron Johnson - Tre’Davious White son agresivos y oportunistas, forman un backfield más que correcto, que, sin ser de los mejores de la NFL, comete pocas faltas y tiene la capacidad de step-up en momentos puntuales. Es una defensa perfectamente capaz de hacer ganar partidos.



Las Claves


Running game La fuerza de ambos conjuntos a nivel aéreo es evidente, va a ser espectacular ver enfrentarse Josh Allen a Patrick Mahomes. Pero el juego terrestre va a tener importancia en este duelo; el equipo que consiga dominar este sector facilitará en gran parte el trabajo de su QB y debilitará la defensa rival.


Travis Kelce La defensa de los Bills contra los Tigh-Ends es la 31º de la liga; en este duelo van a tener que frenar al mejor de la NFL. Si la conexión Mahomes-Kelce se establece, Buffalo no va a poder hacer gran cosa para ralentizar el ataque de Kansas. ¿ Como frenar a Kelce? No lo sé; de saberlo sería coach en la NFL. Proponer un doble marcaje sobre Kelce no sería mala idea, pero en este caso se deja a Tyreek Hill en uno contra uno, con lo cual no es una solución.



Conclusión


Para cualquier defensa, enfrentarse a Kansas es como un condenado a muerte a quien se la da la opción de elegir como prefiere morir. Se frenan a Kelce, el problema será Hill, si frenan a Hill, el problema es Kelce, y si paran a los dos, aparecerá Watkins o Hardman o Robinson o Helair o Williams…


Habrá que aceptar encajar puntos para Buffalo, la cuestión va ser si pueden meter más puntos que los Chiefs. Es decir, si Allen puede seguir el ritmo de Mahomes.


Se espera un partido espectacular con muchas anotaciones entre dos estilos de juego explosivos; toca disfrutar.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page