NBA : Mejor jugador defensivo (Defensive Player Of the Year)

La lista de candidatos a mejor jugador defensivo del año es bastante reducida, pero a la vez muy interesante, dados los perfiles tan diferentes de los jugadores.

Ben Simmons


El base de los Sixers es muy peculiar, es uno de los pocos jugadores capaces de defender varios puestos gracias a la combinación única de su estatura y velocidad. Su versatilidad le permite marcar aleros como Jayson Tatum, Jimmy Butler o Pascal Siakam, y guards como Malcolm Brogdon, Spencer Diwiddie o Shai Alexander.


Pocos jugadores pueden dar el salto con tanta facilidad de una posición a otro, sobre todo en defensa. Además, Simmons es el líder de la liga en robos de balón, con 2.1 robos por partido, el segundo en recuperación de balones perdidos y el tercero en provocar perdidas del rival. Sus números son impresionantes.


Gane o no el premio, no hay duda sobre lo que aporta en defensa Ben Simmons a Philadelphia, se le ha visto hacer partidos más que completos contra Bradley Beal o Kawhi Leonard, y es seguramente un jugador del All-Defensive team 2020.


Bam Adebayo


De un base a un interior, solo hay que ver los partidos de Bam Adebayo contra Antetokounmpo y los Bucks para entender por qué se merece ser reconocido como uno de los mejores defensas de la liga. Ha conseguido limitar a 2 de 11 en tiros al gigante griego.


El impacto que tiene en la pintura es indiscutible, reboteador nato, excelente en la protección del aro, es bueno en disuadir a los rivales; no regala espacios y sube a taponar sin miedo. Sus duelos contra Russel Westbrook, Anthony Davis o Pascal Siakam son para enseñar en las escuelas de baloncesto.


Anthony Davis


Finalista del premio en dos ocasiones, AD es reconocido por su talento defensivo, su presencia en Los Ángeles ha llevado los Lakers a ser tercer mejor defensa de la NBA, ¿la clave? Su habilidad a defender los puestos 4 y 5.


Cuando está al 100% no hay absolutamente nada que hacer frente a él; por su altura, los aleros no consiguen coger los tiros, y por su tamaño, es el mejor protector de aro de toda la liga, tanto en tapones como en disuasión, es de lo mejor. 2.4 tapones por partido lleva esta temporada.


El único que lo separa del premio es el mismo que separa a Lebron James del premio MVP:


Giannis Antetokounmpo


Es simplemente el mejor defensa de un históricamente dominante equipo defensivo. Todo lo que se ha dicho sobre los tres jugadores anteriores se puede aplicar a Anteto. Lo tiene todo.


Puede defender varias posiciones gracias a su altura, estatura y rapidez, utiliza muy bien el cuerpo para tapar espacios y cerrar el paso hacia el aro, sus largos brazos le permiten molestar al rival a la hora de coger el tiro y taponar cuando haga falta. Además, es el único interior capaz de marcar un base y defender el puesto 1. ¡increíble!


El griego no registra tantos tapones esta temporada como las anteriores, pero los rivales contra él tienen un porcentaje de tiro de solo 42%, el más bajo dentro de los jugadores defensivos.


Si Giannis acaba llevándose los dos premios (MVP y DPOY) se convertiría en el tercer jugador de la historia a conseguir el doblete después de Michael Jordan y Hakeem Olajuwon.


Rudy Gobert


No se puede hablar de mejor defensa sin mencionar al francés dos veces ganador del trofeo y por primera vez All Star en 2020. Los años pasan, los equipos cambian, y los rivales mejoran, pero Rudy sigue siendo uno de los mejores pivotes de la NBA.


Interior completísimo, alto, solido, el mejor en disuadir a los rivales y maquina a coger rebotes, todo está dicho. Aunque el nivel del Jazz de Utah haya bajado un poco esta temporada, en defensa no hay problema, Gobert sigue a lo suyo: taponar a los rivales, proteger el aro y dominar en la pintura.


Según ESPN´s Real Plus-Minus, Rudy Gobert es el jugador con más impacto defensivo de la liga.


Marcus Smart


Quien dijo que para defender en el basket hay que ser alto no ha visto jugar a Marcus Smart. Capaz de “comerse” los bases rivales, de plantar cara a los mejores aleros de la liga, el guard de Boston es el jugador que todos los equipos quieren tener; si hay un balón en el aire lo pelea, aunque el rival sea un pivote que mide 15cm más, si hay un balón en el suelo se tira a por él, y si hay que pegar gritos, provocar faltas, partirse la cara … lo que haga falta, Smart va a hacerlo.


Se le ha visto molestar a Antetokounmpo, anular a Paul George, “pelear” con Ben Simmons, … No hay papel que Marcus Smart rechace, disciplinado, trabajador, representa el espíritu de la ciudad de Boston, y es el ejemplo en persona de que sudar la camiseta también es talento.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo