FC Barcelona : ¿Se puede proponer algo coherente?

Actualizado: 30 jun 2020

Mas allá de la gestión desastrosa de la directiva del FC Barcelona, la mala planificación deportiva, y las continuas malas decisiones… los fichajes, la directiva, la comunicación… ¡está todo mal en Can Barça! Queremos ver si el problema en el terreno de juego puede tener solución a corto/medio plazo.


Antes de analizar el juego, queríamos dejar claro que, por una vez, no nos queda otra que estar del lado de los jugadores; estamos hartos de ver como se van desperdiciando talentos, jugadores jóvenes que no consiguen destacar, y otros más experimentados que se ven ninguneados.

Nadie puede negar el hecho de que Antoine Griezmann o Ivan Rakitic son piezas que cualquier equipo quiere tener, estamos hablando de un campeón y un subcampeón del mundo por favor… ninguno de los dos, se merece salir del banquillo para tener 5-10min de juego, son titulares y los serian hoy en día en cualquier otro equipo. Y luego tenemos el caso Dembele o Ansu Fati, el primero por culpa de las lesiones y el segundo por falta de ritmo, pero los dos tienen un problema de continuidad; en el deporte de elite, cuando apuestas por alguien, ya sea jugador, entrenador o lo que sea, tienes que ir All In; La idea es simple, un jugador joven necesita minutos y responsabilidades para evolucionar, jugando un partido de cada tres, jugar los primeros 55 minutos un dia, ninguno el siguiente, y 10 minutos al otro… ¡que continuidad es esa! Lo mismo pasa con Sergi Roberto, Semedo, e incluso Umtiti. Al pobre Sergi lo tienen mareado, de interior, de lateral, de extremo, si no está Ter Stegen lo probarían de portero, y seguro que lo haría bien porque es bueno. Y el central francés vuelve de lesión, necesita tiempo y entrar progresivamente en juego, y esto no es de saber de futbol, es cualquier deporte del mundo, para eso se hacen las pretemporadas, cuando uno vuelve de un parón, necesita pocos minutos al principio para coger ritmo, y cada vez un poco más para recuperar sensaciones. Es una norma básica, lo vemos en la NBA, la en Liverpool, en el Milan y en el Salamanca. Nelson Semedo es rápido, explosivo, y se defiende en el uno contra uno, haría falta explicarle lo que tiene que hacer y como hacerlo para evitar algún que otro error en la salida de balón o de posicionamiento, pero tal y como esta el mercado de laterales ahora mismo, no van a poder conseguir algo mucho mejor, a menos de que “Barto” tenga otros 100kilos por gastar.


En fin, era para nombrar algunos jugadores a quien no se les está tratando con el respeto que se merecen.


Ahora vamos al lio, no hablaremos de las elecciones de entrenadores, se llame Valverde o Setien, es más de lo mismo, es un cambio tan poco significativo, los sistemas son bastante parecidos, y los resultados también, personalmente me da pereza el tema. Lo que vamos a ver es porque no funciona el equipo.


Primero, todos sabemos que el Barça se aferra al 4-3-3 desde hace años, pero los últimos entrenadores han entendido que como Messi ya no juega de extremo, hay que cambiar el sistema, ¡OK, perfecto! Hasta aquí vamos bien. Pues hasta aquí han llegado los dos ☹


Cambiar el 4-3-3 por un básico 4-4-2, 4-5-1 por secuencias defensivas cuando no estuvo Suarez, para acabar volviendo al 4-3-3 en ataque, es RIDICULO. Si el entrenador no ofrece un planteamiento fijo y claro, no se puede pedir absolutamente nada a los jugadores, y menos cuando su papel cambia cada partido.


Ridículo es la palabra, porque no es falta de imaginación, y mucho menos de trabajo, seguro que le dan vueltas al tema mucho mas que cualquiera, pero no es tan complicado, de verdad, la gracia del tema es que por simple descarte llegas a la solución: + todo lo que sea jugar con dos pivotes descartado, el perfil de Sergio Busquets o incluso Rakitic que puede ocupar el puesto no te lo permite. con lo cual el 4-4-2 nunca tuvo ni que pasar por la mente de Valverde. + todo lo que sea jugar con un extremo derecho abierto, mala idea, porque, aunque Messi ya no juega ahí, tiende a caer mucho a la banda derecha, y poner a alguien ahí causaría atasco. + suponiendo que Griezmann tiene que jugar por narices, mas que nada por el magnifico jugador que es, y por lo que cuesta y ha costado al club, solo puede jugar como delantero: extremo derecho ya hemos visto que no, y extremo izquierdo tampoco porque un extremo zurdo es incompatible con Jordi Alba, los dos tenderían a buscar su buen pie y se molestarían mutuamente. Resultado, la pareja Suarez-Griezmann es el dúo de delanteros. + Dejong, por ser el fichaje joven y la perla del sector interior, necesita estar en el once. Y como ya tenemos a tres arriba, y a un pivot fijo, haría falta otro interior, Rakitic, Arthur, Sergi Roberto, … solo hay que elegir.


Con todo esto, ya tenemos varias cosas claras, arriba el amo (Messi) libre detrás de la pareja de delanteros, y un medio centro clásico con un pivote y dos interiores.


Nos queda el sector defensivo, aquí tampoco podemos tener debate, solo puede haber cuatro jugadores, Pique y Jordi Alba son fijos, queda colocar a Lenglet por ahora e ir dando minutos a Umtiti poco a poco a ver si puede recuperar su nivel (campeón del mundo). Y a la derecha, a menos de que haya alguna joya en la cantera, hay que seguir con Semedo que no lo hace mal.


En resumen, no hemos cambiado casi nada, solo que no hay extremos, y lo que nos queda es un sencillo 4-3-1-2. No digo que sea la solución, pero es el único sistema donde encajan todos, los laterales tendrían mucho protagonismo, y tanto Alba como Semedo pueden aportar mucho en ataque. En el aspecto defensivo los dos interiores tendrían la labor de tapar sus subidas. Nada que un mediocentro no pueda manejar.


Os veo venir… ¿Qué hacemos con Dembele y Ansu Fati? La pregunta es lógica, que hacemos con los extremos si jugamos sin, pues muy “fácil”, Ansu Fati puede ser el recambio de Suarez, el hecho de que haya una pareja en ataque no quiere decir que no puedan abrirse a banda para hacer hueco a Messi. Dembele puede ser el recambio de Griezmann, aunque esta parte puede no funcionar tan bien, pero habrá que probarlo, seria injusto juzgar a Dembele por lo que ha hecho entre dos lesiones y en un sistema que no tiene ni pies ni cabeza, además la historia ya nos la conocemos, es el típico jugador que mañana va a estar en el Bayern o la Juve ganando títulos. Recordemos que de alguna manera habrá que preparar una transición post-Messi, más vale ir construyendo la base ya.


No pretendemos que esa sea la solución, ni pretendemos saber más que los del club, pero intentar algo coherente no es mucho pedir, no es para que el Barcelona juegue mejor, o gane títulos o lo que sea, es simplemente que no queremos ver talentos como Griezmann o Fati o Dejong o Sergi Roberto mal utilizados, y luego dejar darlos a los leones (prensa en este caso). Aquí los jugadores no son criticables, y si fuéramos la mitad de la plantilla del Barça, saldríamos pitando de ahí, mejor ser querido y respetado como jugador en cualquier otro club, aunque sea “menor”. Milán, Manchester, Sevilla, Valencia, Dortmund, Nápoles, … Hay ciudades muy bellas y proyectos muy serios si uno se pone un poco a mirar. Paco Alcacer estaba muy bien en el Valencia FC, y no le ha ido mal después del Barça, a Thiago Alcántara no le va tan mal en Múnich…


El Barcelona necesita limpieza, necesita cambiar muchas cosas, y por una vez, las dianas no son los jugadores; por mucho que se cambie un nombre por otro, una estrella por otra, hay que retocar el staff, cambiar entrenador y directiva, y presentar un proyecto deportivo coherente. A partir de ahí, HABLAREMOS DE FUTBOL.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo