top of page

Derbi de Casablanca : El partido está en la grada

En la mítica ciudad marroquí Casablanca conviven dos hermanos enemigos: + Wydad Casablanca, 20 veces campeón de liga y 3 Champions League (África), es el club con más títulos en el país. + Raja Casablanca, 11 títulos de liga, 6 copas de rey y 3 Champions League. Finalista del Mundial de Clubs en 2013, famoso por un estilo de juego atractivo y vistoso, es el segundo mejor club africano del siglo 20 (detrás del egipcio Al Ahly).


Los días de derbi en la ciudad blanca son muy especiales, los “ultras” de los dos equipos esperan todo el año encontrarse con sus vecinos en el Estadio “Mohamed 5” que comparten. y si hasta hace una década era un evento de alto voltaje, con mucha tensión entre las dos gradas y en las calles, la policía marroquí tenia que emplearse a fondo para evitar cualquier cruce entre los rivales; En los últimos años la cosa ha cambiado, los “casablanquais” han dado un ejemplo de civilidad al mundo en los últimos enfrentamientos, han demostrado que los grupos ULTRA pueden ir al estadio, animar, saltar, gritar, hacer el show, a veces rozando el límite, pero sin infringir las normas.


La intervención inteligente del ayuntamiento de Casablanca y de las autoridades locales han obrado en este sentido, en una reunión con los “altos cargos” de los dos grupos y los presidentes de los dos clubs, han llegado a un acuerdo: los clubs van a invertir en los grupos ultra, además de mejorar las gradas, facilitarles las entradas y los viajes cuando el equipo se desplaza, y a cambio, se acabaron los disturbios, los insultos y la destrucción de infraestructuras; la imaginación y la creatividad de estos jóvenes se va a focalizar en reinventarse cada partido y encontrar cada vez nuevas maneras de sorprender al mundo y apoyar a su equipo.


El resultado ha sido inmediato, Los últimos derbis, más allá del futbol y del resultado, han dejado imágenes espectaculares (aquí ponemos algunas), los “tifos” (mosaicos) creados por estos grupos son verdaderas obras de arte, los WINNERS, fans del Wydad sorprendieron con un dragón tirando llamas y encendieron la grada con bengalas, seguido de otro donde aparecen unos bomberos que la apagan. En respuesta, los GREEN BOYS, fans del águila verde del RAJA, presentaron un sutil mensaje político, “Room 101” en referencia a la famosa novela de George Orwell (1984) donde el héroe Winston está en manos de las autoridades gubernamentales y sabe que va a morir, el cuando y el como depende de lo que pasaría semanas o años mas tarde. Un ejemplo de que ser ultra no tiene por qué ser algo negativo.


¿Cómo quedó el último partido? Nadie se acuerda. ¿Cómo jugaron? Nadie estaba pendiente. El show estaba en las gradas, los mosaicos se sucedían, los canticos hacían temblar las ventanas de toda la ciudad, y al final todos aplaudieron a sus jugadores, y por primera vez, a sus rivales; porque la “guerra” artística superó lo deportivo, el comentarista se olvidó de los jugadores y la cámara del balón. No se señaló ninguna infracción de la ley, no hubo peleas, ni sillas rotas, ni coches destrozados. ¿Por qué hay que pegarles a los ultras ese cartel de gente agresiva? Si todo se puede arreglar comunicando… ¡HABLAR!


El fervor que transmiten esos jóvenes, el amor real que tienen por sus colores supera todo lo que uno se puede imaginar; será difícil de entender para algunos, exagerado para otros, pero es así, para que empeñarse en hacerles la vida imposible y decirles que su amor por su equipo es malo, prohibirles la entrada a los campos, … ¡que idiotez! Seguramente hay personas que no deben acceder a estadios de futbol, pero generalizar ¡no por favor! Casablanca ha dado un ejemplo de cómo se puede utilizar la creatividad y la energía de los grupos ultra y ha demostrado que ni son agresivos ni son malos, simplemente necesitaban ser escuchados.



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page