Dak Prescott : La amplitud de la tragedia

Rayne Dakota Prescott, QB, 4th round pick 2016 (Dallas Cowboys).

Elegido en el puesto 135 de la Draft después de cuatro años en Mississippi State, "Dak" ha sido la gran apuesta de la franquicia de Jerry Jones; titular desde su primer año, el 4 ha tardado poco en destacar rompiendo el récord de Tom Brady del mayor número de pases intentados ser interceptado : 176 (récord que sigue siendo suyo a día de hoy).


Con 3667 Yds en su año rookie, 67.8% de pases completados, y un balance de 13 victorias - 3 derrotas, Prescott se ha ganado su puesto de QB numero uno de una de las franquicias más famosas de la NFL.

Año 2 (2017) : 3324 Yds, 62.9%, 9V-7L. El año de la confirmación ha sido más complicado para el equipo que no llegó a disputar los PlayOffs, pero a nivel individual, los números de Dak son excelentes.

Año 3 (2018) : 3885 Yds, 67.7%, 10V-6L. La franquicia llega a la final de conferencia. Otra temporada extraordinaria del QB. (Aquí llega uno de los primeros "errores" de Dak). *

Año 4 (2019) : 4902 Yds 😮 , 65.1%, 8W-8L. La mejor temporada sin duda, aunque desgraciadamente, el equipo deja escapar su pase para los PlayOffs en las últimas jornadas.

Antes de nada, hay que entender el procedimiento: Prescott, igual que cualquier otro jugador novato, tiene un contrato rookie (mínimo) de cuatro años a partir del momento en el es elegido. Los jugadores elegidos en primera ronda tienen contratos más elevados que los seleccionados en segunda ronda, que a su vez firman contratos más elevados que los elegidos en tercera, ... etc.

Al finalizar el tercer año de contrato, el jugador y la franquicia pueden negociar otro contrato.


* El primer "error" de Dak ha sido precisamente no presionar para obtener un nuevo contrato después del año 2018 en el que alcanza la final de conferencia.

Pero no es ninguna critica, la actitud del QB ha sido ejemplar; la franquicia en la primavera 2019 se encontraba en una situación complicada, Jerry Jones, el propietario tenia entre manos la renovación del RB Ezekiel Elliott que pretendía obtener un contrato Max, además del defensa Demarcu Lawrence, dos firmas que iban a hacer daño en las finanzas del club.

Con lo cual, con el objetivo de tener un equipo competitivo, la idea de no dejar escapar a sus compañeros, y la voluntad de no complicar las negociaciones a Jerry Jones, Dak renuncia a pedir la renovación de su contrato y se arriesga a jugar la cuarta temporada de su contrato sin ningún tipo de seguro, con un salario mínimo. El riesgo está en que en caso de lesión grave, el jugador se queda sin equipo y sin contrato. Todo por el bien del colectivo, hay que reconocer que el gesto es admirable, tonto, pero admirable.


La temporada 2019, Prescott ha sido espectacular, pero los resultados no han estado a la altura. Jerry Jones parece tener dudas sobre la capacidad del QB a llevar la franquicia a la Superbowl, y además del expediente Prescott, tiene entre manos el de receptor Amari Cooper que amenaza de irse y a su vez pide un contrato Max.

El propietario de los Cowboys le da prioridad a Cooper y en pleno confinamiento, se firma el acuerdo con el jugador.

Igual que hacia un año, el que sale perjudicado por las renovaciones de los compañeros es Dak, y se ve obligado (finales de Julio) a aceptar un "Franchise Tag", es decir, un contrato de un año a un precio equivalente a la media de los salarios de los jugadores de su posición.

Otra vez más, el QB renuncia a su contrato Max, y se arriesga de nuevo a jugar una temporada sin ningún tipo de seguridad detrás. Todo, por el bien de las finanzas de la franquicia y la competitividad del equipo. ¿Admirable o estúpido?


11 de octubre 2020, Cowboys vs Giants, una jugada tonta, una mala caída,... y la temporada se acaba.


Hay que decir que Prescott llevaba 1885 Yds en cuatro partido , 68% de pases completado. Los números son de locos, con una defensa bastante mala, el QB era lo único positivo del equipo en el inicio de temporada.


Ahora, la situación es la siguiente: el jugador acaba contrato este año, no se sabe en que estado de forma volverá, con lo cual ya no puede ni podrá pretender conseguir un contrato Max; En el mejor de los casos, si los Cowboys son generosos, pueden ofrecerle un contrato mediano a corto plazo para ver como vuelve.


Ha tenido dos años para negociar un contrato y asegurar su futuro, ha mirado por el bien de la empresa y de su jefe, por el bien de sus compañeros, y ha confiado en el destino. ¿Dónde está el fallo?

Dak Prescott se merece todo el respeto del mundo, como profesional, como atleta, y sobre todo como persona; lo malo de su historia es la triste lección que enseña: no apuestes nunca por tu estrella de la suerte, y si hay dinero, cógelo.


🛑El Video contiene imágenes duras🛑




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo